Publicaciones

Estas son algunas de las publicaciones que he realizado:

El Divino Rostro. Primera Publicación, primer intento.

Portada de mi pirmer libro.

En 1985 sale a la luz pública el primer libro que concebí. Con ayuda del Señor Cura don Roberto Román Moreno, que en aquellos años, trabajaba para él como su auxiliar en la parroquia de La Palma, fue publicada la “Historia del Divino Rostro” un pequeño libro que fue un éxito, dado que para los fieles de la parroquia de La Palma, no se sabía a ciencia cierta el origen y los primeros años de la imagen del Divino Rostro. Con ciertas deficiencias por mi inexperiencia, comencé a dar paso a la investigación histórica, tradición oral etc., y está lleno de renglones sujetos a la tradición, de carácter costumbrista y de una amplia información que se sale de la historia particular del Divino Rostro, para llevarnos a los años diversos del siglo XX en la Palma. La portada nos muestra una fotografía que fue tomada desde la “higuera” de La Palma, haciendo una toma hacia el norte del lago de Chapala, años en que el lago estaba en su máximo nivel.

Por aquellos años, venía a la parroquia, don Guillermo de la Torre, quién desde la época del padre Octavio Gutiérrez Vargas, había realizado trabajos para la parroquia, cuando me decidí hacer público este sencillo trabajo, don Guillermo nos dijo que podía llevar el trabajo a revisión a una imprenta y que lo enviaría a un taller editorial en la ciudad de León, Guanajuato. Mi primera publicación salio pues a la luz, en julio de 1985.

Dicha publicación tenía como finalidad, que se vendiera para la parroquia en ese año y así fue, durante las fiestas los más de 2 mil ejemplares que se hicieron fueron insuficientes, pero la edición se agotó después de una segunda publicación en 1986. Este primer trabajo, se desarrolló para la Parroquia de La Palma y fue el primer libro en mi haber.

Con sus deficiencias, como todo, había sido elaborado desde el año de 1983, año en que comencé a formar un archivo de tradición oral en La Palma.

La Palma de Jesús, 420 años de su fundación.

pjess
La Palma de Jesús.

La Palma de Jesús, es la primera monografía que se realiza en 1986 a un año de que se publicara “El Divino Rostro”. Este libro, fue publicado por la Editorial “La Voz de Michoacán” bajo el cuidado del Padre Serafín Vega, en aquel entonces subdirector del periódico Diocesano “Mensaje de Zamora”. Fue publicado en agosto de ese año, durante las fiestas patronales de La Palma. Desde ese entonces, la comunidad de La Palma se conoce como La Palma de Jesús, título del libro, que procede de los primeros documentos que suscribió el Padre Jesús Rojas, y que en la mayoría de los libros y documentos de aquella época, se le conocía a la población.

Este libro, contiene escencialmente un esbozo de la fundación de La Palma, la historia de la Hacienda de La Palma, el porqué de su nombre, los dueños, los personajes históricos como don Marcos Castellanos, don Luis Macías (héroes de la independencia) los personajes ilustres de la población del siglo XX y datos sueltos que conforman la monografía local.

Agotada la edición de 2 mil ejemplares, el libro hoy es codiciado por los palmeños y algunos coleccionistas, que se encuentra agotado. Próximamente se hará una nueva monografía municipal de esta población ribereña del lago de Chapala.

La Palma de Jesús, 420 años de su fundación, el segundo libro publicado.

Ensayo Histórico y Estadístico de Venustiano Carranza y su municipalidad

vcarr
Portada del libro de Venustiano Carranza

El libro de Venustiano Carranza, había estado elaborándose desde 1985 a la par con los anteriores, una serie de investigaciones había realizado ya en algunos archivos nacionales; era para mí prioritario buscar la información adecuada para la elaboración la primera monografía municipal desde 1935. En 1990 acepté de forma definitiva el reto de darle forma a la monografía, porque era una meta del gobierno municipal que presidía el Ing. Rubén Valencia Andrade, que la elaboración de la misma, fuera en coautoría con algunos otros escritores, pero ese alguien jamás llegó.
Inicie mis investigaciones en la población y tuve la dicha de encontrarme con don Ismael Rodríguez, antiguo miembro del agrarismo y de la lucha por la tierra en San Pedro Caro. Sus entretenidas charlas, me llevaron a buscar las pistas en los archivos nacionales y en el Archivo General de la Nación encontramos los documentos de la comunidad indígena y el litigio de 1917 entre los careños y el presidente Venustiano Carranza, entonces presidente de la república.
El Archivo de Notarías Públicas de Morelia me proporcionó los títulos de la comunidad indígena de San Pedro Caro y así comencé a buscar pistas en casi todos los archivos de Michoacán y del país. La historia se hizo. La ayuda de don “Mai” Rodríguez fue invaluable, caminamos juntos calle por calle de San Pedro Caro, reagrupamos a quienes todavía vivían y que habían luchado juntos por el agrarismo.
Pero la monografía no se centró solo en San Pedro Caro, el presidente Rubén Valencia, quizo que dicha monografía también llevara una breve historia de las 9 comunidades que conforman el municipio y así se hizo. Conté con muchos apoyos de los habitantes del municipio. La historia de La Palma se reescribió, se enriqueció y se mereció un renglón aparte, mientras que se escribieron las de Cumuatillo, Fortín La Magdalena, La Sávila, Cerrito de Pescadores, Ojo de Agua, Cuatro Esquinas, Pueblo Viejo. Se quedó fuera una pequeña comunidad que apenas escribía su historia: Las Malvinas, pues era un caserío de dos o tres familias.
El primer libro impreso salio de la prensa de TRIBUNA el 16 de agosto de 1991, el tiraje fue de 2000 ejemplares. Gracias a este y los anteriores libros, se me nombró Cronista de Venustiano Carranza, Michoacán, por los regidores de aquel entonces.

Cojumatlán a través de su historia

cojumatlan
Libro de Cojumatlán

Esta monografía nace cuando en febrero de 1993 encuentro al Lic. José Antonio Llamas presidente municipal de Cojumatlán, en una reunión en San Pedro Caro. Allí, “joss” como le decimos de cariño, me manifestó la intensión que su municipio tuviera una monografía municipal y concretamos los detalles.

Fue el primero de marzo de 1993 cuando llegamos a un acuerdo, que por cierto está por escrito, con toda la formalidad debida. La pasión que me despertó elaborar estas notas históricas fue grande, ya que Cojumatlán, a diferencia de otros pueblos, está definido desde los albores del México independiente como un pueblo que ha participado en los devaneos políticos.

Recuerdo que Joss, me aseguró que me valiera de don Luis Mora Torres y así fue, don luis a lo largo de la investigación fue una guía y se convirtió en un gran amigo, ya que fue mi guía por todo el municipio, por las calles de Cojumatlán y porque me llevo a recoger todo lo de la tradición oral casa por casa y con actores fundamentales en la vida de aquel pueblo en el siglo XX. Con ello, pude recabar informaciones que hoy forman parte de mi Archivo Histórico Particular.

A parte de los documentos históricos encontrados en los archivos nacionales, fueron fundamentales los apoyos del Dr. Rafael Rosas y de Salvador Díaz, es a ellos a quienes les debemos la mayor parte de la colección fotográfica de esta monografía. También el doctor Leonardo Hernández Maciel, me apoyó para la monografía.

Así que pronto pude contactar a gentes como don Aurelio Madrigal y don José “Prieto” Manzo, don Pedro Villa, cristeros que me dieron información valiosísima y nunca antes publicada. También pude contactar a las hermanas Carmen e Ignacia Rodríguez, maestras de los tiempos de la revolución. También a la familia Salcedo, Rafael Rodríguez Núñez y a don Honorato Santiago que me proporcionó datos entre los años veinte y setenta. Jesús Amezcua “palmita” que me informó de los tiempos deportivos.

Y qué decir de don Andrés Magaña Fernández quien nos hizo fijar la historia de su padre, el revolucionario carrancista don Andrés Magaña, así como la familia Galván Magaña que proporcionaron pistas interesantísimas.

El señor Cura don Alberto Magallón ( que en paz goce) tuvo finísimas atenciones los meses que estuve consultado y escudriñando el archivo parroquial. Monseñor Valencia Ayala que nos proporcionó datos de los sacerdotes que allí habían estado y en fin, fue una ardua tarea que por fin se concluyó.

El libro de Cojumatlán, recoge toda la información desde los tiempos prehispánicos hasta los primeros años del siglo XX. El tema revolucionario es manejado y centrado en la aparición de don Andrés Magaña como jefe del estado mayor del jefe Zúñiga. Se abordan temáticas diversas y se le da énfasis a las dos guerras cristeras en las que participó Cojumatlán. Los personajes y la parroquia, los movimientos sociales del siglo XX hasta los años sesentas.

Muy satisfecho me dejó aquel libro, lástima que para aquellos años, no se había descubierto el archivo histórico de la presidencia, que para aquellos años estaba guardado en una bóveda arriba de la cárcel y pasados los años sería descubierto y clasificado por un servidor.

Buen sabor de boca, dejó este libro que hoy está también agotado. La portada, cabe destacar que la hizo el pintor sahuayense Leonardo Castañeda en 1994 que se publicó la monografía.

Apuntes para la historia de la Parroquia de Santa Rosa de Lima. Guaracha.

libro2
Libro de la Parroquia de Santa Rosa en Guaracha.

No terminaba yo de gozar el libro de Cojumatlán cuando en 1994, me contactó la familia Soria de Emiliano Zapata, antes Guaracha. Querían darle un merecido homenaje al cura de aquel lugar el Padre José S. Castillo, quien tenía muchos años al frente de esa parroquia.

Aprovechando aquella ocación, acepté gustoso la conformación de unos apuntes en los que se dedicaba un estudio de la Parroquia de Santa Rosa de Lima. Yo recuerdo que no fue fácil conformar una historia de aquella parroquia y más de asuntos particulares de la iglesia guaracheña, de la comunidad y sus pastores. Comenzamos a escribirla desde que pertenecía aquella feligresía de la Hacienda de San Juan Guaracha a la paroquia de Ixtlán, luego cuando pertenecieron más de doscientos años a la Parroquia de Guarachita ( hoy Villamar) hasta llegar a los tiempos de don Enrique Sánchez Navarro como primer Capellán de Guaracha y primer Vicario Fijo, hasta que llegó el padre Francisco del Río originario de San Pedro Caro hasta que se convirtió en primer Párroco.

Luego busqué la información de la estancia de don Adolfo Vargas Cacho, para luego estudiar un poco sobre la vida y el trabajo pastoral en Guaracha de don Emiliano del Río (cura emérito de Tangancícuaro) luego estaría el párroco don Jesús Fernández Barragán y luego el párroco don Jesús Gil Vega, con quién pasamos horas en su casa de Zamora y en la ranchería de San Francisco de la Parroquia de Jaripo, donde retirado trabajaba.

Luego llegamos al cura emérito de Guaracha don José S. Castillo, con quien compartimos momentos de intensa actividad para formar esta historia y su propia historia.

Breves Notas Para el 50 aniversario de la Parroquia de La Palma.

libro1
Historia de la Parroquia de La Palma

Esta publicación fue editada en 1993, al cumplir la Parroquia de La Palma de Jesús, 50 años de haber sido erigida. En la presentación, yo hacía un breve recordatorio, que esta comunidad una de las que “más se le ha escrito en la ciénega” pues se habían dedicado casi 5 libros y poco se había abordado sobre la erección de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Este libro comienza con la historia del nacimiento de don Marcos Castellanos, orígenes de la capilla antigua de la hacienda, el Divino Rostro, los breves momentos en que la Hacienda tuvo sus capellanes y luego la istoria de la Vicaría Fija, de sus primeros vicarios Alejandro Hernández, Marcos Vega, Jesús Rojas, el Padre Reinaldo Avalos y Enrique Sánchez Navarro.

Luego recordar a don Enrique Sánchez, se vuelve en este libro, una lectura obligada, es la primera vez que se biografía a este párroco constructor del templo actual y primer párroco en 1943. Esta microhistória, plasma los trabajos y quehaceres de los párrocos, don Juan Talavera, Octavio Gutierrez Vargas, Jesús Arceo Gálvez y Roberto Román Moreno. Y desde luego todos los vicarios cooperadores desde Cipriano Abarca hasta José Alvarado.

Este documento es una recopilación de datos del archivo parroquial de La Palma, pero también de testimonios de personas que vivieron esos cincuenta años de historia parroquial.

El Divino Rostro y su historia.

dr1
La Historia del Divino Rostro

Este libro fue editado en 1992, tiene un especial énfasis, lo escribí por que en La Palma, hacía falta una historia oficial del hallazgo del Divino Rostro. Una historia simple, sencilla y con datos recogidos no solo en archivos nacionales y regionales, sino que está enriquecido con la tradición oral. Cuenta desde que en Los Tomines, ranchería de la hacienda de La Palma, se asentaron las familias Ayala, de donde nace María Isabel, la joven que encontró la imagen del Divino Rostro.

Esta narración esta llena de misticismo, de amor a la imagen del rostro de Cristo. Cuando la inicié ya tenía suficiente información para dejar plasmada la historia de la imagen que tiene ascendencia desde el siglo XIX no solo con habitantes de La Palma, sino de toda la región y principalmente con las poblaciones del norte del lago de Chapala.

Este libro nos lleva a descubrir como la fe católica de La Palma y de otras poblaciones de Michoacán y de Jalisco, se incrementa día a día con la tradición del Divino Rostro.

Francisco Cárdenas, un hombre cambio la historia.

libro5
Pequeño libro de Francisco Cárdenas

Esta biografía de Francisco Cárdenas Sucilla, es una de las historias más apasionantes que escribí en 1993, precisamente a 80 años de la muerte del presidente Francisco I. Madero. Mi interés por este personaje, se remonta a los años setenta, cuando mi bisabuelo Dario Zapién Castellanos, me contó la historia de su amigo Francisco. Una día en la soledad de su recámara, allá en la casa del tío Aristeo Ayala, me comentó que Pancho Cárdenas había matado al presidente de la República, por unos 70 mil pesos que le habían entregado por la muerte de Madero.

Según mi bisabuelo, Pancho no mató a Madero. Su visión como porfirista le cegaba de la realidad histórica. Decía que Pancho Cárdenas era un hombre temerario, valiente, de carácter despótico y hasta pendenciero. Decía que Pancho se había ido muy chico de La Palma, bajo la protección de un cura de Sahuayo que se llamaba Othón Sánchez. Qué había vivido en Hidalgo y luego en México y que cuando volvió a La Palma, venía ostentando el grado de Mayor de las fuerzas rurales.

Decía mi bisabuelo, que para 1911 se indultó al maderismo, luego de que tener en posesión a La Barca. Así, continuó designado bajo la tutela del yerno de don Porfirio Díaz, don Ignacio de la Torre y Mier, que siempre fue guardia de él y que Pancho tenía relaciones muy estrechas con personajes importantes de la época porfirista. Que recordaba aquellas comidas que hacía en La Palma, en un lugar llamado los “Tepetates”, donde ponía manteados a la orilla del lago y recibía a la élite regional porfirista, Diego Moreno, el Ing. Cuesta Gallardo, Los Arregui, don Tomás Sánchez de Sahuayo, el mismo Ing. Pascual Ortíz Rubio y otros visitaban frecuentemente el puerto de La Palma.

Todos aquellos datos, me hicieron escribir este pequeño libro de la vida de este sombrío personaje nacido en La Palma en 1872. Conocí a sus sobrinas y sobrinos. Platique y les arranqué recuerdos del “tío Pancho” que llegaba cargado de regalos y que luego lo culparon de la muerte de Madero. Así formé la única historia de un asesino que cambió la historia de un país. Así nace esta pequeña biografía, que concluye con la muerte trágica y épica del General Francisco Cárdenas y sus funerales en Guatemala en 1922. Sus amoríos con Ernestina Fonseca, el abandono de su esposa y sus hijos en México. El final arrogante y trágico, su caminata detenido hasta la capital guatemalteca, sus últimos escritos durante ese trayecto…su frialdad para enfrentar la muerte y el suicidio.

Así es la biografía de Francisco Cárdenas. Una biografía inédita que hoy es parte de una historia muy mía y muy particular.

Guarachita Historias de otros Tiempos

libro6
Guarachita…historia de otros tiempos

Qué puedo decir de Guarachita, historia de otros tiempos, que fueron los presidentes Gerardo Acevedo Ravelo y el Lic. Froilán Zambrano a quienes les intereso el proyecto de un libro más apegado a la microhistoria. Es un relato vivo. Está lleno de documentación y se basa en ello, que se realiza esta historia. Pero no dejamos atrás lo que el pueblo y la gente habla y rumora de acontecimientos cotidianos. La historia se desarrolla desde los primeros asentamientos indígenas, la llegada de los conquistadores, la sujeción de San Miguel Guarachita en 1555 a la parroquia de Ixtlán. La formación de la vida espiritual y los pleitos por la posesión de la tierra contra el emporio de la Hacienda de Guaracha, luego con la de Platanal y una guerra de litigios que hizo que Guarachita fuera el primer ejido en 1917 en toda la zona occidental del estado. Guarachita pasa por procesos históricos de la vida nacional y baja en pequeño hacia las calles y sus gentes.

Concluir este libro me dio una satisfacción inmensa. Con el apoyo de “Froy” el libro fue impreso en la imprenta Arzaga. Se hicieron más de 2 mil ejemplares. Guarachita concluye en 1935 cuando se le cambia el nombre por el de Villamar, por el apellido de uno de sus hijos ilustres, don Eligio Villamar, héroe en la guerra del 47 contra los gringos.

Me dejo experiencias enormes qué contar, conocí mucha gente que aún estimo en aquella población, grandes amigos y hasta los parientes que reconocí que tenían muchos años sin venir a La Palma, sin estar en contacto con mi gente. Caminé las calles de Guarachita que rememoran los tiempos viejos. Parece que el tiempo no pasa por las viejas bardas de adobe, los tejados y sus costumbres. Es un prototipo de los pueblos que se quedaron en el siglo XIX. Es un pueblo de héroes, de hombres y mujeres que fortalecieron la vida grandiosa de sus actos y de sus acciones en una vida más que llena de sorpresas, de vivencias, de amor y de silencios.

Guarachita es un libro al que le di un giro muy especial, no quise perder la historia de la comunidad indígena, sus descripciones, sus pleitos por la sobrevivencia y el pueblo completo luchando contra la mano sórdida de la Hacienda de Guaracha y del Platanal juntas. Una lucha titánica y llena de sentimientos y de valentía.

La derrota de los guarachiteños impuestos desde 1830 por los hacendados como presidentes municipales. Las llegadas fortuitas de algunos luchadores sociales, pero más que nada, la pacífica resistencia y la nobleza para enfrentar por siglos las embestidas de los ricos hacendados y agentes en la propia localidad.

Así es este libro, como tal, lleno de luchas y de resistencias. Guarachita es un libro que me deja el mejor sabor de boca que cualquier otro. Gracias a los dos presidentes municipales y a los 6 años de formación para este libro. Gracias al pueblo de Villamar, a sus gentes y a sus grandes aportaciones.

Pajacuarán, Historia en Movimiento

Portada del libro de Pajacuarán. Publicado en 2005

Un libro difícil de hacer, 9 años para concretarlo fue “Pajacuarán historia en Movimiento”, es uno de esos proyectos que se empantana. Dos ayuntamientos que pagaron por la publicación y luego cancelaron por cuestiones de desacuerdos por la información que iba. No estoy acostumbrado a que me rasuren los libros y en aquellos tiempos, todavía de situaciones dolosas con algunos gobiernos municipales nunca se pudo concretar.

9 años después de que estuviera terminado, el Padre don Adán Olloqui, se ofreció a que se imprimiera el libro y le regalé todo para ayuda de la Parroquia. Es más ya me habían pagado hasta de más, cuando se imprimió. Y para ello Salvador Castañeda vecino de aquella población pago la impresión que fue a dar a manos de la Parroquia.

Consta de más de 250 páginas, no prologado, con una presentación mía donde se describe lo que contiene. Pero este libro se había convertido como un dolor de parto y con un producto que no quería nacer. Por fin se  imprimió en ABC de Sahuayo, salió con muchos errores  porque al final, que los archivos se movieron, que las fuentes se cambiaron. Pobre libro, en cuanto nació, no fue normal, es decir, un discapacitado.

Por lo demás, el libro contiene muchísimas fotografías, documentos, testimonios, etc. Y cuenta la microhistoria de aquel pueblo, como si no existiese alguien más, solo por algunas pinceladas regionales, estatales y nacionales que se entretejen en la narración.

Aprecio y quiero a Pajacuarán, por eso trabaje con ahínco, con cariño y con la esperanza de no ser un intruso en la vida de alguien más. Allí tengo grandes amigos, compañeros de la escuela en los años mozos, compadres y hasta parientes. Tuve como quien dice mis amores por aquellas tierras y más de alguna vez soñar con vivir allí.

Estaré un poco lejos, pero la querencia no se olvida. Es un pueblo con gente maravillosa, con una hospitalidad que raya en querencia…y así se quiere a Pajacua. De este pueblo no puedo decir que guardo recuerdos, porque seguido estoy contemplado el espectacular basáltico pajacuarense, sus calles, sus gentes, sus costumbres, sus bellezas…todo aquello que conforma la vida de Pajacuarán.

Así pues, “Pajacuarán, historia en movimiento” es uno de esos hijos queridos, que por ser difíciles de nacer y hasta de formarse, son parte especial del corazón. Nació el 30 de junio de 2005 y fueron dos mil ejemplares.

About the Author

Consejo Editorial de CRÓNICA, HISTORIA Y ALGO MÁS...